Gran amiga de muchas familias

Encarnita con l chaqueta entra en un coche rodeada de universitarias del Colegio Mayor Los Arces

Encarnita, con la chaqueta que se cita, entra en un coche rodeada de universitarias del Colegio Mayor Los Arces de Valladolid.

Hoy dedicamos espacio a Encarnita Ortega, una mujer que ha entrado en la vida familiar de muchos componentes de este blog. Ya no está entre nosotros porque el 1 de diciembre se han cumplido 20 años de su muerte. Fue una de las primeras mujeres del Opus Dei y tiene el Proceso de Canonización abierto.

Pero en este blog ocupa lugar como amiga; admitimos recuerdos de personas que la han conocido o que, como ya han pasado los años, han oído hablar de ella a padres, abuelos… o a otras personas.

Empezamos por un testimonio que nos da hoy Ángeles Duque Ortega, junto con su hermana Rosa. Las dos conocieron a Encarnita a través de su madre, Angelines Ortega, conocida en Valladolid por una tienda de moda infantil “DUOR” y por otros muchos motivos porque Angelines era una mujer abierta y generosa.

Ángeles envía su recuerdo a través de una carta abierta a Encarnita:

“Querida Encarnita , hace 20 años que nos dejó tu cuerpo ¡¡¡pero tu espiritu y tu ejemplo de vida permanece en todos los que tuvimos la suerte de tratarte!!!
Te recuerdo Encarnita, que mi madre, tu buena amiga Angelines Ortega, te hizo una chaqueta de lana inglesa que te quedaba preciosa y que tanto usaste. Las que vivían contigo en “Tolva” se la entregaron a mi madre la noche de tu fallecimiento, en que se quedó contigo a velarte.
Siempre la guardó con cariño porque la consideraba reliquia y recuerdo de una amiga muy especial y muy querida. Nosotras no podíamos usarla porque ya estabas muy enferma y tu talla era mínima.
Mi madre ya está contigo en el Cielo. A  su muerte mi hermana y yo tuvimos el deseo de dar a un Centro del Opus Dei ropa suya que estaba en muy buen uso. Sin embargo, también nosotras consideramos tu chaqueta reliquia y la queríamos tener entre nuestros objetos queridos.
Nos costó un poco encontrarla por la diligencia de mi madre en guardarla. Pero aquí está y nos gusta comprobarlo en una foto en la que apareces juvenil y elegante, como a mi madre y a ti os gustaba.
Desde entonces y como un tesoro la custodiamos mi hermana y yo.
También quiero recordarte que en agosto de 2014 tuve un grave accidente de coche en Galicia. Noté tu ayuda y la de mi madre. Personas del Opus Dei de Pontevedra vinieron a verme al hospital y me atendieron humana y espiritualmente, como tú, Encarnita, y mi madre lo hubierais hecho.

Espéranos y guárdanos desde el Cielo, nosotros nos ocuparemos de repartir “tu chaqueta”, junto a todo lo que aprendimos de ti, buena amiga de mi madre y de toda la familia Duque Ortega”.

 Angeles Duque Ortega

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s