Político y conciencia

386px-Thomas_More_Signature.svg

Firma de Tomás Moro. Estamparla en el Acta de Supremacía, reconociendo a Enrique VIII Jefe de la Iglesia Anglicana hubiera salvado su vida. Actuó en conciencia y no lo hizo.

Tomás Moro: santo y político. Muy esperanzador en los tiempos que corren. Hay políticos de buena pasta humana y espiritual, Deseamos que den un paso al frente, que se les vea, que se les oiga, ¿O es que en el siglo XXI no los hay?

El Rey de Inglaterra Enrique VIII se apartó de la autoridad del Papa pidiendo la firma del Acta de Supremacía donde se proclamaba Jefe de la Iglesia anglicana.  Y Tomás Moro, Lord Canciller, se opuso al Rey. Su prioridad estuvo clara: “Hay que obedecer a Dios, antes que a los hombres” (Hechos de los Apóstoles 5, 29) La Sagrada Escritura iluminó su conciencia.

Impresionante la trayectoria de su vida. Y, sobre todo, impresionante la fase final. Confinado en la Torre de Londres dedicó su tiempo a escribir “La agonía de Cristo“: consideración palpitante de la angustia de Cristo en Getsemaní. Tuvo que dejarlo porque le confiscaron el escritorio y no le fue posible seguir. Días después moría decapitado. La agonía de Cristo fue la agonía de aquel gran hombre: político, santo y mártir.

En el marco del Jubileo del año 2000, San Juan Pablo II proclamó a Santo Tomás Moro Patrono de Gobernantes y Políticos. Invito a leer el documento donde se traza el perfil humano y espiritual del Santo.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s